martes, 20 de noviembre de 2007

Todo por una buena acción


Una semana después y aquí estoy de vuelta.
Hoy quería hablaros de mi fin de semana, especialmente del domingo, un día que pensé iba a ser divertido y se convirtió en algo especialmente mágico (y no es que sea cursi, es que había magia!!)

A las 930 de la mañana estaba yo llegando al Centro Cultural de la Villa, en Colón. A.P. me había convocado allí junto con el resto de VoluntEARS españoles, para una MUY buena causa: recaudar fondos para Aldeas Infantiles SOS. Hace ya más de 6 años que dejé la compañía y sin embargo, nunca (como sabéis muchos) he podido quitarme de la cabeza la sensación de ser un cast member, y es precisamente con acciones como esta cuando más se refuerza esta sensación.
VoluntEARS es un programa de voluntariado y acción en la comunidad que Disney creó entre sus empleados, para apoyar causas benéficas. El año pasado, empleados Disney de todo el mundo colaboraron con más de 485.000 horas de su tiempo "to make wishes come true for children and families".

En el C.C.Villa ofrecimos a la ciudad de Madrid una gala benéfica 100% profesional organizada por voluntarios. Actividades para niños a la entrada, photocall, prensa, un sonido impecable, un escenario alucinante, y un programa inigualable. A. consiguió reunir en el escenario a Alberto de Figueiredo, Bella (del musical de la Bella y la Bestia), Los Missing Stompers (una big band alucinante que se metió en el bolsillo a los niños), Rosa (guapísima y encima perfumada con Noa!!) y Baloo!!

Al principio dije que la mañana fue mágica y tengo que insistir en ello. En la compañía, siempre, todo es mágico, lo se, pero en este caso era 100% real. Aún tengo presente la cara de Bella cuando abandonó el escenario. Yo estaba en ese momento en el Backstage y estaba temblando. No paraba de decirnos que no le había pasado algo así nunca, que algo especial había en el teatro, y todos lo notábamos: la ilusión de todos los voluntarios, de los asistentes, del equipo técnico, todos dedicando su tiempo, sabiendo que al final todo era por una buena causa...

Cuando todo terminó, me fui a tomar el aperitivo, con la sensación (insisto: por muy cursi que suene) de haber aportado un muy pequeño granito de arena a una buena causa. Gracias A.P. por permitirme ayudaros y gracias por hacer tan excelente trabajo.

Abajo os dejo algunas fotos y os iré contando más cosas que hagamos los VoluntEARS.


Un abrazo a todos,


J.




1 comentarios:

Isa dijo...

Seré la primera en comentar!!!

José, me contaron Borja e Itziar que te habían visto, y algo de esa magia se te debió contagiar, porque ambos me insistieron en lo bien que te vieron!

Ciertamente, las grandes obras empiezan por los que tenemos más cerca, así que con la alegría que repartierais a esos niños, puede que no se solucione el hambre en el mundo, pero si se produce una espiral de hacer el bien que repercute en mucha gente.

No me enrollo más. Espero ser pronto una de las inviadas a vuestro nuevo hogar. Por último, Sara y Juan, no os he escrito porque he perdido vuestra dirección... qué desastre!
Un beso a todos: Isa